Trazabilidad

Implantación de sistemas de aseguramiento de la trazabilidad en la industria alimentaria.

De acuerdo con el artículo 3 del Reglamento 178/2002, la trazabilidad es “la posibilidad de encontrar y seguir el rastro a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con la probabilidad de serlo”

Las obligaciones recogidas en el artículo 18 del Reglamento 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, por el que se establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la autoridad europea de seguridad alimentaria y se fijan los procedimientos relativos a la seguridad alimentaria, según la cual a partir del 1 de enero de 2005 deberá asegurarse la trazabilidad de los alimentos y los piensos en todas las etapas de producción, transformación y distribución.

Afecta a todos los operadores económicos distintos de aquellos dedicados a la producción primaria. La trazabilidad es una herramienta de gestión implícita en el sistema APPCC

Aparte de la disposición general algunas disposiciones de carácter vertical contemplan obligaciones relativas a la trazabilidad como son las que aplican a distintos grupos entre otros: la carne de vacuno, leche y productos lácteos, pesca y productos de la pesca, huevos, organismos modificados genéticamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies